El cine erótico surgió el año 1896 cuando se produjo la primera cinta, filmada en Francia: se llamaba «Le Coucher de la Marie». Mostraba a la señora Louise Willy realizando un striptease, el primero en la historia del cine. La película original duraba unos 7 minutos, pero, luego de pasar años acumulando polvo en los Archivos Fílmicos de Francia, sólo han resistido el paso del tiempo 2 minutos durante los que sólo se ve el juego precoital. Casi al mismo tiempo, fue realizado un corto bastante audaz para su época «El beso». El estreno de esta película se llevó a cabo en Ottawa, y formaba parte de la comedia «La viuda Jones». ¡El beso de los actores duró los impresionantes 18 segundos! Corría el año 1896, y era el primer beso de la historia, llevado a la pantalla. Sobra decir que se desató un verdadero escándalo. Coqueteo y sonrisas en la puritana época causaron una gran polémica, mientras que la película se convirtió en todo un éxito.

Fuente: https://quepasada.cc/historia-del-cine-porno/

La primera película del cine erótico, con todas las de la ley, apareció a principios del siglo XX. Alrededor de 1910, en Alemania se rodó «Am Abend», donde el público podía ver en primer plano los genitales y la escena de sexo en sí. La argentina “El Satario” podría ser incluso más antigua; se estima que fue rodada en algún momento entre 1907 y 1912.

Durante la época de los 50, aparecieron los primeros directores profesionales de cine erótico.

El comienzo de la «edad de oro» del cine porno se considera el año 1972. Fue entonces que el director estadounidense Gerard Damiano filmó la controvertida película «Garganta Profunda». Fue exhibida en todo tipo de salas cinematográficas (no sólo salas X) y es probablemente la película pornográfica más exitosa e influyente de todos los tiempos, distribuida y producida por Columbia Pictures.

El rápido cambio tecnológico sacó las películas de las salas de cine, para introducirlas en los hogares, poniendo un punto final a la época de las producciones de grandes presupuestos. Desde los CD-ROM’s eróticos, populares a finales de los años 1980 y principios de los 1990, hasta el Internet de hoy en día.