Seguro que muchas de nosotras nos hemos puesto manos a la obra para conseguir bajar esos kilos de más, antes de las intensas comidas de Navidad. Nuestro objetivo es lucir ese cuerpo 10 que tanto deseamos para ponernos ese vestido que llevamos tiempo esperando.

Nuestra primera idea es ir al gimnasio, pero sabemos perfectamente que no somos capaces de mantener una continuidad. La primera semana empezamos con muchas ganas, pero con el estrés del trabajo y el día a día lo que más nos apetece es llegar a casa y descansar. Otra de las opciones que primero se nos pasan por la cabeza es hacer dieta. Si, aquella dieta que no somos capaces de aguantar ni dos días seguidos, aquella dieta que te hace desear más la comida de lo que lo hacías antes.

Sin embargo, antes de pasar hambre y pasarnos largas horas en el gimnasio debemos saber que hay otras técnicas más gratificantes tanto para tu salud como para tu bienestar y tu autoestima.  Se trata, sin duda alguna del sexo.

El sexo es bueno para la salud

La mayoría de nosotros hemos escuchado alguna vez que el sexo es bueno para la salud. Como nos dice el periódico la Vanguardia, practicar el acto sexual ayuda a bajar de peso en promedio de 560 calorías por acto sexual. No importa tanto la postura, sino realmente lo que importa es la intensidad de tus movimientos. Pero aún así, por nuestras cabezas puede recorrer la duda del porqué y si será cierto. Sexólogos han verificado que practicar sexo tiene un efecto protector sobre nuestro organismo y genera un analgésico natural que reduce el estrés, sube nuestra autoestima y disminuye el riesgo de enfermedad cardíacas.

El sexo nos disminuye las hormonas del hambre, por lo cual no tendremos esa necesidad de estar pensando todo el rato en comer. Además, mientras practicamos sexo nuestro cuerpo libera toxinas que nos ayuda a quemar grasas y eliminar líquidos. Por lo tanto, el resultado final es una disminución del hambre, liberación de toxinas y como si fuera menos la práctica de una de las actividades más placenteras que podríamos realizar en nuestro día a día aumentando las hormonas de la felicidad.

Muchos de vosotros, después de leer este post, estaréis pensando… ¿y si no tengo pareja? ¿Y si no suelo practicar sexo? ¡Esto no es problema, no os alarméis!!!!

Juguetes eróticos… ¡Tu salvación!

¡Los juguetes eróticos son nuestra salvación! Sabemos que el hecho de utilizar este tipo de producto nos da un poco de pudor, pero esto ha de cambiar. Date la oportunidad de adelgazar, de reducir tu estrés y crear esas increíbles hormonas de felicidad.  Incluso utilízalo con tu pareja, para romper la monotonía y pasar una experiencia más divertida y más productiva. ¡Recuerda que todo suma, y tu objetivo de operación Navideña con nuestros consejos cada vez está más cerca!

¡En Adrien Lastic encontrarás un gran abanico de productos para utilizar tanto solo como en pareja para romper la monotonía, anímate!